Poca Política y mucho Marketing

0
16

POR LEONARDO GIL.-

El asunto no se ha “tallereado” a profundidad, pero si ha sido tema de
conversación en las tertulias neoyorquinas de primavera. Por considerarlo
de interés, El Rumbo de Nueva York les trae esta síntesis que nos entrega
el prestigiado consultor político y conferencista internacional dominicano

Introducción
En la actualidad, las campañas electorales se han convertido en un espectáculo mediático donde el marketing y la publicidad juegan un papel fundamental. Sin embargo, es importante reflexionar sobre la necesidad de enfocar las campañas en propuestas políticas sólidas en lugar de estrategias de marketing vacías. En este artículo,
exploraremos la importancia de priorizar la política sobre el marketing en las campañas electorales.

1. El poder de las propuestas
políticas:
En lugar de centrarse en tácticas de marketing para ganar votos, es esencial que los candidatos se enfoquen en presentar propuestas políticas sólidas
y bien fundamentadas. Los ciudadanos merecen conocer las ideas y planes de los candidatos para abordar los desafíos que enfrenta la sociedad. La política debe ser el eje central de una campaña electoral, no solo un accesorio.

2. La importancia de la transparencia:
En una campaña basada en el marketing, a menudo se enfatiza la imagen y la promoción personal del candidato.
Sin embargo, los ciudadanos también quieren distinguir la transparencia y

Poca Política y mucho Marketing
honestidad en sus propuestas. Los candidatos deben ser claros en cuanto a sus posturas políticas, sus intenciones y su capacidad para cumplir sus promesas. La política se trata de servir al público y no solo de ganar popularidad.
3. Educación y participación ciudadana:
Una campaña centrada en la política fomenta la participación ciudadana y el debate informado. Cuando los candidatos se centran en presentar propuestas políticas claras y debatir sobre temas importantes, se crea un espacio para que los ciudadanos se involucren activamente en el proceso electoral. Esto fortalece la democracia y ayuda a construir una sociedad más comprometida
y crítica.
4. Evitar la manipulación y el
populismo:

El enfoque excesivo en el marketing puede dar lugar a la manipulación y al populismo. En lugar de presentar ideas sólidas, los candidatos pueden recurrir a tácticas de manipulación emocional y mensajes simplistas para ganar votos. Una campaña basada en la política busca evitar este tipo de prácticas y seenfoca en el análisis y el debate racional.
5. Reconstruir la confianza en la
política:
En muchos países, la confianza en los políticos y en el sistema político ha disminuido. Esto se debe, en parte, a la percepción de que las campañas electorales se enfocan más en el marketing y la imagen que en la política real. Al priorizar la política en las campañas, se puede trabajar para reconstruir la confianza de los ciudadanos en sus líderes y en el sistema democrático en general.

Conclusión
En resumen, es esencial que las campañas electorales se centren en la política en lugar del marketing. Los ciudadanos merecen conocer las propuestas y planes de los candidatos, así como participar en un debate informado. Al priorizar la política sobre el marketing, podemos fortalecer la democracia, reconstruir la confianza en la política y construir un futuro mejor para nuestras
sociedades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí