México rompe relaciones diplomáticas con Ecuador tras el asalto a su embajada

0
34

El asalto nocturno de la embajada mexicana en Quito ha provocado la ruptura de las relaciones diplomáticas entre ambos países, en una crisis in crescendo que no se recordaba en las Américas. Un contingente policial irrumpió en la legación norteamericana pasadas las 22 horas (madrugada en España) para detener al prófugo Jorge Glas, el ex vicepresidente de Rafal Correa condenado por corrupción que se había refugiado allí desde hace casi cuatro meses. Glas ha sido trasladado a la cárcel de máxima seguridad La Roca.

La reacción triunfal de Glas («¡No se puede vencer al que nunca se rinde!») tras concederle ayer asilo político el gobierno de Andrés Manuel LópezObrador quedó así pulverizada por la operación policial, precedida de un pulso entre los dos presidentes. En las horas previas, el mexicano había tachado de «facho» a Daniel Noboa, quien a principios de enero decretó el estado de conflicto interno para luchar contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Los policías actuaron con contundencia para extraer a Glas en sólo 10 minutos y llevárselo detenido a la Unidad de Flagrancia en Quito, previamente reforzada con unidades antimotines. «Estábamos por salir y de repente nos encontramos con policías, con ladrones que entraron en la noche en la Embajada», detalló Roberto Canseco, encargado de negocios al frente de los diplomáticos mexicanos.

Medios locales recogieron cómo Canseco, gritando «¡es un atropello contra las normas, no puede ser!», intentaba infructuosamente impedir la detención del político corrupto. «Físicamente a riesgo de mi vida defendí el honor y la soberanía de mi país», explicó más tarde a los periodistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí