Valor del deporte social

0
62

El deporte social debe ser parte de las políticas públicas del Estado. Es simbiosis permanente con la educación, crecimiento integral de los individuos como plataforma productiva de una sociedad sana, física y mentalmente, en su nivel de competencia académica. Los pseudo dirigentes lo aprovechan como caldo de negocios y proyección para venderse y crecer económicamente, promocionándolo con base en la inversión de infra estructura y bajo parámetros de nivel competitivo en un medallero sustentado en la inversión de grandes capitales, manejados sin la debida rendición y fiscalización de cuentas.

No son deportistas por vocación, sino promotores de negocios. El Estado no debe ser socio de negociantes del deporte. La Constitución en su Art. 8 reza: “Es función esencial, la protección efectiva de los derechos de la persona”; y en el Art. 65 del Derecho al Deporte, dice: Toda persona tiene derecho a la educación física, al deporte y la recreación.

El Estado debe fomentar, incentivar y apoyar el deporte integral. La Ley General del Deporte 356-05 señala que su ejercicio estará orientado a la formación integral de los ciudadanos, en lo físico, intelectual y “moral”, protegiendo a los menores de edad para que no pasen al profesionalismo sin las debidas garantías de integridad física, mental y educacional. El deporte social tiene su compromiso con los valores que representan el desarrollo de una nación forjada en cuerpos y mentes sanas. El deporte social y el beisbol dominicano deben ser dirigidos por el Estado y jamás entregados a negociantes e instituciones foráneas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí