Venciendo el hastío

0
143
Lynn
Lynn

Escrito por la maestra Lynn Marcelle

La motivación del ser humano para seguir adelante va ligada directamente a un objetivo que pretende alcanzar o a un propósito si así también le pudiéramos llamar. Aquellos individuos que carecen de propósito ante sus ojos pasarán a ver la vida como un acto mismo que carece de significado.

Nos sentimos exhaustos hasta más no poder cuando ya hemos alcanzado relativamente todo lo que teníamos propuesto. Pasar la escuela, la universidad, ingresar a un trabajo y hacer el paro reflexivo para preguntarnos qué es lo que sigue después. Nos sentimos frustrados cuando la monotonía se apodera de nuestros días, y nuestro futuro pinta no tener más variaciones que la de los fines de semana.

Estamos tan cansados que se nos dificulta ver que en el día a día hay cosas pequeñas y significativas que aportan a nuestra vida. Es normal no saber cuál es el siguiente paso a dar, incluso es normal pensar que nuestra vida seguirá en un estado lineal. La vida es eso, altas y bajas.

Está de nuestra parte percibir esas cosas que hacen que nuestra existencia no sea tan pesada y agradecer por ellas. No debemos actuar como cobardes y salir huyendo de nuestra realidad. Aunque a veces pese, habrá un día donde todo se pondrá mejor y ese día puede ser hoy.

Lynn Marcelle es licenciada en Lengua y Literatura, maestra de secundaria. creadora del blog Cristiano “A corazón abierto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí