Navidad, ¿tiempo de qué?

0
118
Lynn
Lynn

Escrito por la maestra Lynn Marcelle

Llegamos a los días más esperados de todo el año. Días de regocijo y celebración. Sin embargo, esos días se ven nublados ante los constantes prejuicios que vienen en el papel de envoltura de este regalo.

Empiezan las comparaciones a destiempo, de lo que vemos en las redes sociales y de lo que vemos en los distintos ambientes de nuestras vidas. Asimismo, empezamos a preguntarnos que si la cena será lo suficientemente glamurosa, que si la ropa será impactante, que si el regalo del angelito valdrá la pena, que si fui invitado a todas las fiestas, que si a fulano le toca un doble más bendecido que a mí…

Y así convertimos una fecha como esta en una competencia constante entre quién gozó más, quién gastó más, quién ganó más, y quién salió más. Causando así, que nuestros días estén filtrados por los estereotipos sociales, por los juicios de los demás y por los estándares irreales que nos impone la sociedad.

Entiendo que aún estamos a tiempo de finalizar el año en paz. Una paz que es causada por un ser humano que sabe arroparse hasta donde la sábana le llega y que es consciente de su realidad y la asume con humildad y agredecimiento..0

Es ahí donde inicia entonces la verdadera celebración. En saber que estos tiempos son para recordar el regalo inmerecido de nuestro Salvador, y a partir de eso prestar atención a cada detalle (pequeño o grande) que va llegando a nuestra vida y verlo también como una muestra de la gracia y la misericordia de Dios.

Un tiempo para pensar en los que ya no están y sentirnos consolados porque un día estuvieron y pudimos abrazarles y verles por un lapso de tiempo. Un tiempo para liberarnos de prejuicios, estereotipos, competencias, envidias, y deseos no gratos.

Porque aunque parezca cliché llamar cada año a la misma reflexión, la verdad es que el no reflexionar precisamente en esto, es lo que nos mantiene sumidos en la infelicidad y el no agradecimiento. Por esa razón, mi deseo para ti en esta navidad, es que puedas abrazar la transparencia, el ser genuino, y el ser real.

¡Feliz inicio de Navidad!

Lynn Marcelle es licenciada en Lengua y Literatura, maestra de secundaria. creadora del blog Cristiano “A corazón abierto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí