La estrategia exitosa de los demócratas para frenar la victoria republicana en Estados Unidos

0
100

Los demócratas han usado una estrategia en estas elecciones que parece haber funcionado. Hace meses, atacaron a los republicanos más moderados para que los candidatos más radicales ganasen las primarias conservadoras. Así consiguieron que, en estas legislativas de medio mandato, los trumpistas elegidos no hayan cosechado buenos resultados.

La jugada de los demócratas ha funcionado. En las primarias criticaron a muchos candidatos que pensaban que serían rivales duros para que acabara ganando otro más radical. El objetivo era que esos candidatos extremistas asustasen a los votantes más moderados y a los independientes. Al principio los demócratas lo consideraron una estrategia arriesgada e incluso una amenaza a la democracia, pero la apuesta del Partido Demócrata de contribuir a las campañas de los republicanos más extremistas parece haber dado resultado en estas elecciones de mitad del mandato de Estados Unidos.

En Michigan, los demócratas fueron a por John Hibs. Querían conseguir que los republicanos finalmente eligieran a otro candidatos que sostenía que el jefe de campaña de Hillary Clinton participaba en rituales satánicos con fluidos corporales. En ese estado, el partido de Biden ha ganado con claridad.

En New Humpshire, el republicano Don Buldoc, está tan a la derecha que llamó “comunista” al gobernador del Estado, un republicano tradicional. Y en el estado de Illinois, el gobernador Darren Bailey es negacionista pandémico y electoral, además ha sostenido que el Holocausto judío no es nada comparado con el aborto. Con el respaldo de los seguidores de Trump, Bailey ganó la nominación republicana, y este martes fue derrotado por el demócrata J.B. Pritzker.

Dan Cox, el candidato a gobernador por Maryland, dijo tras el registro de la mansión de Donald Trump, que el FBI era como la “Stasi comunista” (de la extinta RDA) y prometió poner la guardia nacional y la policía de Maryland a combatir al Gobierno de Joe Biden y su “corrupción” si salía elegido. Los demócratas lanzaron anuncios en que le describían como “100% provida” y defensor de la Segunda Enmienda, que establece el derecho a llevar armas, lo que le permitió, también, ganar las primarias y ahora perder en estas legislativas de medio mandato. Cox perdió el martes contra el demócrata Wes Moore, quien se convirtió en el primer gobernador negro de ese estado de la costa este.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí