La migración en la República Dominicana

0
253

La República Dominicana es un país de emigración neta. A pesar de tener una de las mayores tasas de crecimiento económico de la región, cerca de un 14% de la población dominicana ha buscado mejores oportunidades en países como España y los Estados Unidos. Al mismo tiempo, dicho crecimiento ha demandado mano de obra extranjera. Hoy cerca del 4% de la población del país es extranjera y el 86,5% de esa población proviene de Haití. Después de una revisión de las principales políticas migratorias que se han implementado en el país en el último siglo, es evidente que, aunque se requieren acciones adicionales, la República Dominicana ha avanzado en lo que respecta al fortalecimiento de la institucionalidad y el despliegue de una visión a largo plazo sobre la migración.

En este documento se analizan los principales impactos de los patrones migratorios descritos en la literatura, entre los cuales se destaca el hecho de que la población migrante constituye un factor fundamental en sectores como la agricultura y la construcción, pues es un sustituto de la mano de obra autóctona no calificada y un complemento de aquella altamente educada. En lo que respecta a la emigración, la evidencia deja en claro que las remesas enviadas por la diáspora también constituyen un factor clave en la economía nacional.

El trabajo concluye con la presentación de una serie de recomendaciones para la formulación de políticas migratorias en el país, a fin de abordar diversos aspectos del fenómeno migratorio, su particular vínculo con el mercado laboral y las necesidades de la diáspora dominicana.

La República Dominicana es un país de emigración neta. A pesar de tener una de las mayores tasas de crecimiento económico de la región, cerca de un 14% de la población dominicana ha buscado mejores oportunidades en países como España y los Estados Unidos. Al mismo tiempo, dicho crecimiento ha demandado mano de obra extranjera. Hoy cerca del 4% de la población del país es extranjera y el 86,5% de esa población proviene de Haití. Después de una revisión de las principales políticas migratorias que se han implementado en el país en el último siglo, es evidente que, aunque se requieren acciones adicionales, la República Dominicana ha avanzado en lo que respecta al fortalecimiento de la institucionalidad y el despliegue de una visión a largo plazo sobre la migración.

En este documento se analizan los principales impactos de los patrones migratorios descritos en la literatura, entre los cuales se destaca el hecho de que la población migrante constituye un factor fundamental en sectores como la agricultura y la construcción, pues es un sustituto de la mano de obra autóctona no calificada y un complemento de aquella altamente educada. En lo que respecta a la emigración, la evidencia deja en claro que las remesas enviadas por la diáspora también constituyen un factor clave en la economía nacional.

El trabajo concluye con la presentación de una serie de recomendaciones para la formulación de políticas migratorias en el país, a fin de abordar diversos aspectos del fenómeno migratorio, su particular vínculo con el mercado laboral y las necesidades de la diáspora dominicana.

La migración en la República Dominicana: contexto, retos y oportunidades

PDF (1MB)

DESCARGA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí