Bajo el dominio de los gusanos

0
112

Eliane Brum.-En la campaña electoral de 2018, en Brasil, los resentidos salieron de su capullo para metamorfosearse al revés. Orgullosos de su esencia, apaleaban a las personas LGBTQIA+, les gritaban a los negros que “volvieran a los barracones”, juraban barrer a los indígenas de la Amazonia, destruían centros religiosos afrobrasileños. Era la venganza de los resentidos que habían acumulado rencor durante décadas ante el avance de los derechos y de aquello que denominan “la prisión de lo políticamente correcto”. Su acción fue decisiva para elegir a su portavoz, el entonces candidato Jair Bolsonaro. La campaña electoral de 2022, en la que Bolsonaro busca reelegirse, es mucho peor.

Tras casi cuatro años en el poder utilizando la máquina del Estado para minar la democracia, el bolsonarismo ha infiltrado más profundamente sus raíces podridas en las instituciones brasileñas y en organizaciones de la sociedad civil. Si en 2018 los peores ataques los llevaban a cabo individuos o grupos, en 2022 provienen de parlamentos y asociaciones. Aunque ambos escenarios sean espeluznantes, la diferencia es sustancial. Y muestra que la corrosión de la sociedad brasileña aún será más difícil de revertir de lo que piensan los más pesimistas. Como el personaje de Smith en la icónica serie Matrix, Bolsonaro se replica por millones. Aunque no se reelija ni sea capaz de consumar el golpe de Estado que prepara por si pierde, miles de Bolsonaros se reelegirán en el Parlamento y seguirán ocupando cargos de poder en todas las esferas.

Entre las más recientes agresiones cometidas por instituciones públicas se encuentra la solicitud que presentó una partidaria de Bolsonaro en el Estado de Santa Catarina para abrir una Comisión de Investigación. La diputada Ana Campagnolo quiere investigar a una niña que a los 10 años se quedó embarazada tras ser violada y, aunque sea un derecho legal, solo consiguió abortar después de luchar mucho. Para abrir una investigación en ese Parlamento se necesitan 14 votos. Campagnolo consiguió 21: más de la mitad de los diputados está dispuesta a utilizar su mandato para criminalizar a una niña que ahora tiene 11 años y ya ha sufrido una violación, un embarazo y un aborto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí